#salado

Tacos de gambas especiadas al estilo Cajún

…o de cómo hacer unos tacos de marisco super sabrosos, saludables y frescos, para estos días de calor!

Ahora que ya empiezan los días de solecito (e incluso playa #vivaMallorca) apetecen comidas más ligeras y frescas que acompañen a este buen tiempo. Por eso hoy os traigo una receta para chuparse los dedos (literalmente porque son tacos #molacomerconlasmanos) que es perfecta para esta época!

El relleno está hecho a base de unas gambas cocinadas con especias cajún, más conocidas como #blackenedschrimps (la traducción literal no es muy apetecible, pero sería algo así como “gambas ennegrecidas” #noalastraduccionesliterales). Se llaman así porque se hacen a fuego fuerte en un sartén de acero fundido (también os quedarán genial en cualquier sartén antiadherente) para que las especias formen una capita caramelizada sobre la gamba y cojan un tono más oscuro.

Descubriendo la gastronomía americana

Nunca he estado en Estados Unidos, pero una de las zonas que más me apetece conocer son sus estados sureños, y en especial la ciudad de Nueva Orleans (seguro que os suena de un montón de películas!).

Esa parte de América tiene una mezcla cultural única, nacida de la inmigración que recibió durante años, y que ha creado dos estilos de cocina muy especiales en la zona: la comida #cajún y la #creolé. Con el paso de los años estos dos estilos se han ido mezclando, comparten platos y se han acabado por conocer bajo el término “cocina de Louisina”. Sin embargo, ambas tienen unos orígenes muy diferentes.

El estilo cajún apareció con la llegada al sur de los inmigrantes franco-canadienses (cuando el imperio británico se agenció sus tierras en Canadá), y la creolé se creó gracias a la mezcla de los gustos de los europeos terratenientes y la de los esclavos provenientes del Caribe y de África.

El plato que os traigo hoy surge años después, a raíz de esa simplificación que se ha hecho con el paso del tiempo. Y os aseguro que esta manera de sazonar es #archiconocida en Estados Unidos! Allí la usan mucho también con pescado y pollo.

Y su fama es bien merecida, porque usa una mezcla de especias muy sabrosa y a la vez sencilla (seguro que las tenéis ya todas en vuestra alacena): ajito y cebolla en polvo, pimentón, orégano, comino, azúcar moreno (o de coco en mi caso) y un poco de cayena para los más valientes!

Es curioso como al pensar en la comida de otros países, tenemos la cabeza llena de #clichés, y tendemos a reducirlas solo a uno o dos platos!

A mí me da mucha pena cuando algún turista piensa que en España vivimos solo a base de paella y tortilla de patatas (con la de platazos que tenemos! #noselossaltuntorero), y por lo tanto tenemos que intentar no caer en esa misma trampa: ni en Italia se vive a base de pasta y pizza, ni en Estados Unidos comen solo hamburguesas y costillas a la barbacoa.

Basta con interesarse y rascar la superficie para darse cuenta de la cantidad de recetas y elaboraciones que desconocíamos (y que nos estábamos perdiendo! #revelación).

Yo hace años que tras ver varios documentales, leer libros de cocina especializados y de investigar por internet, descubrí que gracias a la influencia de toda la inmigración que recibió Estados Unidos para poblar el país, en cada estado tienen recetas muy interesantes y con orígenes muy dispares.

Si os apetece descubrir más sobre la gastronomía de Nueva Orleans en concreto (y tenéis #Netflix), hay un par de documentales sobre gastronomía muy amenos y que os mostrarán las delicias de la zona.

El primero es “Comida para Phil”, que en su primera temporada dedica todo un episodio a la ciudad. Y luego hay otro programa del cocinero David Chang que se llama “Ugly Delicious” y que en varios de sus capítulos habla en parte sobre la comida de Louisina (en el capítulo “Gamba y langosta” y en el del “pollo frito”) y te hace comprender muchos de los aspectos culturales de esa comida.

Y si sois más de leer, Jamie Oliver tiene un libro que os hará entender el global de la comida estadounidense “Jamie’s America”, a través de un viaje por gran parte de los estados del país, en el que cocina sus especialidades allí por donde iba.

Las gambas y las especias

Para hacer estos tacos no es necesario que compréis la gamba más cara del mercado (yo misma he usado gambones del Mercadona), pero lo que sí os aconsejaría es que uséis gambas con cáscara, y que las peléis vosotros mismos. Hay una gran diferencia en la textura de las gambas ya peladas y justamente en este plato tienen que lucir!

Sé que es un #rollazo lo de ponerse a limpiarlas una a una, y que probablemente el paso más laborioso de la receta va a ser éste, pero la diferencia en el resultado vale la pena. Así que armaros con un poco de paciencia y ya veréis cómo termináis antes de lo que pensabais! En realidad son muy fáciles de limpiar, y si no hacéis comida para un escuadrón, en diez minutillos las tendréis listas.

Además de pelarlas, es importante que les quitéis el intestino (es ese hilito rojo oscuro que va por el centro de la gamba), porque a veces puede llevar un poco de arena y es bastante desagradable encontrarse algo crujiente en la boca cuando no te lo esperas #crackcrack.

Es muy fácil de quitar, porque cuando pelamos la gamba y le quitamos la cabeza, suele quedar visto y si suavemente lo cogéis con los dedos y estiráis con delicadeza, sale sin problemas. Y si por haber estirado demasiado rápido o fuerte se os rompe, con un cuchillo hacedle a la gamba un corte superficial de arriba abajo (desde la parte superior de la cabeza a la más finita de la cola, como siguiendo el propio intestino) y veréis cómo así lo podéis coger sin problema.

Las especias que se usan para este sazón #cajún son muy sencillas de encontrar (si es que no las tenéis ya en casa), y aunque el poquito de azúcar es prescindible, ayuda a que se caramelice mejor la capa exterior de las especias.

Preparad la mezcla de especias en un plato hondo y echad las gambas. La idea es que queden super cubiertas como en las fotos (como si estuvieran rebozadas con las propias especias) y así cuando las echéis sobre la sartén caliente, se creará una #costrita mega sabrosa!

En el siguiente vídeo podéis ver a qué me refiero:

Como se puede usar sobre pollo y pescado, si os gusta el sabor, podéis tener la mezcla ya preparada en un bote grande, como si un mix de especias se tratara, y así lo tendréis listo en cualquier momento que lo necesitéis.

La clave: el #picodegallo de mango

Aunque el estilo del relleno sea americano, vamos a usarlo como parte de unos tacos #vivaméxicocabrones, y por tanto seguimos fusionando aún más culturas!

Además de las gambas, los tacos llevarán también aguacate, una mayonesa de chiles #chipotle en conserva y un #picodegallo de mango (con cebolla morada, lima y cilantro) que llevarán a nuestras gambas a otro nivel.

Un #picodegallo es básicamente una ensalada donde todo está picadito muy pequeño y que se suele condimentar con lima y cilantro. Se usa como acompañamiento de muchos tacos y otros platos mexicanos, porque aporta frescor y textura a cualquier guiso.

Ya os hablé de él en la receta de las flautas mexicanas, donde os mostraba su versión tradicional (de tomate y cebolla), pero como veis las opciones son infinitas y hay tantas variantes como imaginación tengamos!

El mango le da un toque estupendo, pero si queréis también podéis usar melocotones bien maduros. Y sed generosos con las cantidad: cada taco tiene que llevar una buena porción! Un mango grande y una cebollita roja pequeña os servirán aproximadamente para hacer el acompañamiento de unos seis tacos pequeños.

Al montar los tacos quise hacer un par de pruebas añadiendo también un poco de col morada y lechuga, pero no quedaba bien. El mejor bocado es cuando simplemente te encuentras mucho #picodegallo y la gamba en la boca! Así que apliquemos el dicho de menos es más, y dejemos el taco en una mezcla sencilla sin muchos ingredientes!

La combinación perfecta es: un poco de aguacate chafado, mucho #picodegallo, un poquito de mayonesa de chipotle y un par de gambas grandes y jugosas coronando el taco! Nada más ni nada menos! #gloriadivina

Ingredientes y paso a paso para 6 tacos pequeños (2 personas)

  • 12 gambas o gambones con cáscara (pelados por vosotros y sin intestino)
  • 3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas de té de ajo en polvo
  • 2 cucharadas de té de cebolla en polvo
  • 2 cucharadas de té de orégano
  • 2 cucharadas de té de pimentón dulce
  • 2 cucharadas de té de comino
  • 2 cucharadas de té de azúcar de coco (o el azúcar granulado que tengáis a mano)
  • cayena (opcional)
  • Para el aguacate especiado: 1 aguacate mediano, pizca de ajo en polvo, pizca de comino, sal y chorro de zumo de lima (o limón)
  • Para el pico de gallo: 1 mango grande, 1 cebolla morada pequeña, cilantro, 1 lima y sal
  • Para la mayonesa de chipotle: 1 huevo, 1 ajito pequeño, 250 ml de aceite de oliva, sal y 3 chipotles en conserva
  • 6 tortillas de maíz (caseras o compradas)
  1. Lo primero que haremos será tener preparados los complementos de nuestros tacos, para que cuando hagamos las gambas, podamos montarlos y comerlas en seguida calientes. Por eso empezaremos cortando en cuadraditos muy pequeñitos (#brunoise) la cebolla morada y el mango para hacer el #picodegallo. Luego picad finamente el cilantro (podéis poner la cantidad que os guste a vosotros), condimentadlo con la sal a gusto y por último exprimidle la lima por encima. Guardadlo bien tapadito en la nevera hasta que lo vayáis a usar.
  2. Luego podéis preparar la mayonesa de #chipotle, que no es más que una mayonesa normal a la que al final se le añaden varios de estos pimientos en conserva que le darán un toque picantito y ahumado muy bueno. Así que meted en el vaso de la trituradora el huevo, el ajito, el vaso de aceite de oliva, la pizca de sal y con el brazo triturador bien metido hasta el fondo, triturad sin moverlo hasta que se vaya formando una capa espesa blanca en la parte más profunda. Luego ya podéis empezar a mover para que el resto de aceite vaya ligando con esa primera parte de la mayonesa y veréis lo fácil que se monta. Cuando ya la tengáis bien montada y todo el aceite esté incorporado en la mayonesa, echad tres pimientos bien escurridos y triturad bien. El color cambiará de crema a una especie de anaranjado suave. Si os gusta, podéis añadirle también un pelín de zumo de lima, pero es opcional.
  3. Y por último, preparad el aguacate chafado y especiado. Simplemente sacad la carne del aguacate con una cuchara, añadidle la sal, el poquito de ajo y el comino, chafadlo bien con un tenedor y rociad con jugo de lima (o limón). Tapadlo con film bien pegadito a la pasta de aguacate, para que no se oxide #mepongonegro y a la nevera!
  4. Ahora ya podéis preparar las gambas: poned todas las especias juntas en un plato, mezcladlas bien y luego poned las gambas peladas en el plato y removed hasta que queden bien cubiertas. Practicamente tiene que parecer que estén rebozadas con las propias especias (como se veía en las fotos de más arriba).
  5. Poned una sartén con las cucharadas de aceite de oliva y cuando esté caliente, añadid las gambas. Tienen que tener espacio para hacerse bien (que no estén #apelotonadas) y que se caramelicen las especias. Así que si váis a hacer mucha cantidad, hacedlas en varias tandas (a mí los 12 gambones me cupieron sobradamente en una sartén de 28 cm).
  6. Haced las gambas un minuto por cada lado (o al punto que más os guste a vosotros!). Lo importante es que se haya formado una capita oscurita por encima de ellas.
  7. Empezad a montar los tacos con la tortilla de maíz, un pegote del aguacate chafado, cantidad generosa del pico de gallo, dos gambas y una cucharadita de la mayonesa.
  8. Y servidlos enseguida para que la gamba está caliente al comerlos!

Si los preparáis para vuestra familia o amigos, ya veréis cómo quedan encantados! Podéis hacerlos como plato único (yo creo que un adulto se come unos tres tacos), o como parte de una cena mexicana con varios platos (y así con uno por persona bastaría).

Si os animáis a hacer la receta ya me diréis qué os ha parecido!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s